Todos los blogs

Viajando en una Adria Adora 512 UP.

07.03.2019
Viajando en una Adria Adora 512 UP.

Netherlands-Germany-Italy-Slovenia-Austria-Germany-Netherlands

Somos Mark y Gerdineke de los Países Bajos. Después de muchos tipos diferentes de vacaciones (en avión a resorts con todo incluido, de hotel a hotel en automóvil y viajando con una autocaravana) pensamos que era hora de descubrir viajar en caravana.

Cada buena fiesta comienza con una buena preparación. Mark ya planeó nuestro viaje más o menos e hizo reservas para las primeras dos noches. Mientras tanto, iba recopilando cosas que eran absolutamente necesarias para llevarnos: platos, sillas para acampar, barbacoas, artículos de tocador, ropa, etc. La caravana realmente tiene muchos armarios y lugares de almacenamiento para poder llevar lo que quieras. Una vez que estuve convencido de que lo tenía todo, ¡todavía tenía espacio en los armarios!

Nuestro primer destino es el camping Wolfsmühle en Alemania. Después de un cómodo recorrido de aproximadamente 4 horas llegamos alrededor de las 21.00. Un lugar agradable ubicado en el río Lahn, un río lateral del Rin, y nos dieron un lugar maravilloso a la orilla del río. Aunque el tren estaba cerca, no nos molestó y disfrutamos de un gran descanso gracias a nuestra cama "francesa".

La mañana siguiente continuamos nuestro viaje por el Lago Maggiore. Conducimos de manera constante e hicimos 4 paradas. Después de 11 horas llegamos al camping Rose en Dormelleto. Un camping pequeño, pero repleto de gente muy amable. Nuestra parcela estaba al lado de otras personas holandesas que se mostraron muy amables al ayudarnos a colocar la caravana en el sitio. Cuando empezamos a instalar el toldo, comenzaron a llover gatos y perros. El toldo no era una buena idea. Así que decidimos encontrar la parcela de mis padres primero. Estaban tan sorprendidos cuando ,de repente, nos "dejamos caer". Disfrutamos de una muy agradable velada juntos.

Cuando nos despertamos a la mañana siguiente, el sol ya nos estaba sonriendo. ¡Toldo, mesa y sillas, platos, listos para el desayuno! Huevos al horno, zumo natural de naranja, algunos bollos deliciosos en el horno eléctrico ... ¡Nada mejor que eso! Reunimos a la familia y fuimos a Stresa para pasear por el mercado, tomar un café y disfrutar del buen tiempo. Desde este campamento disfrutamos del ferry a Verbania, fue un viaje absolutamente hermoso. Fui de compras a Milán y miré por las ventanas de Louis Vuitton, Prada, Gucci y Ralph Lauren.

Y en nuestro último día disfrutamos haciendo algunos deportes acuáticos, visitamos un mercado en Arona, disfrutamos de una encantadora cena en el pueblo y nos despedimos con un fantástico espectáculo de fuegos artificiales. Broche perfecto de nuestros días en Dormeletto.

Venecia fue nuestro siguiente destino. Antes de que pudiéramos dejar a Mark, hizo su "ronda exterior" (limpiando el inodoro, enrollando el cable eléctrico, colocando las sillas y la mesa debajo de la cama, limpiando la alfombra, cerrando el toldo) mientras yo era responsable del interior: los platos, limpiando, encerrando objetos pequeños dentro de los armarios, etc. Enganchamos la caravana al coche y estábamos listos para partir. Esta vez, fue un viaje de solo 300 km. Llegamos al camping Fusina, ubicado en Venecia.

Este camping te permitía elegir tu propio lugar. Preferimos la sombra durante el verano italiano, así que encontramos un lugar agradable debajo de los árboles. Preparamos la caravana, sacamos algunas revistas y nos relajamos toda la tarde delante de ella.

Cogimos el famoso “vaporetto” (el autobús acuático) a Venecia a las 10 de la mañana siguiente. El trayecto fue de tan solo 100 m desde el camping. Y…WOW, ¡Venecia! Todos los pequeños puentes, las góndolas, miles de personas, pequeñas tiendas, mucho que ver.

Cogimos el autobús acuático de vuelta al camping y comencé a preparar nuestra comida para el día. Un poco de arroz con verduras, fácil y nutritivo. De nuevo me di cuenta de lo práctica que es esta caravana. Todo está al alcance de la mano. Nevera con congelador, cocina con fregadero integrado y todos nuestros suministros. Solo faltaba el lavaplatos, pero, por supuesto, teníamos a Mark 😊.

Al día siguiente tomamos el vaporetto dirección a la playa de Alberoni. Día relajante de sol y arena donde disfrutamos de momentos magníficos en una playa muy limpia. Por la tarde volvimos a Venecia para visitar la plaza San Marco con el Dogepalace y la catedral de San Marco. Atravesamos pequeñas tiendas con precios impresionantes. Como holandeses somos, no quisimos pagar 18€ por un capuchino en una de las terrazas colindantes a la plaza, - No, gracias. En cambio, disfrutamos de la multitud que esperaba una góndola en Bacino Orseolo, las concurridas calles y puentes, un verdadero mundo por sí solo. Nuestros pies necesitaban descansar y nuestros estómagos necesitaban algo de comida, así que decidimos cenar. Venecia es absolutamente maravillosa. Tuvimos 2 días fantásticos allí , pero era hora de dirigirse a la siguiente parada, Eslovenia.

Llegamos al camping Sobec el sábado por la tarde y nos sorprendió su tamaño y su belleza. Encontramos un lugar agradable tanto para caravanas como para coches.

El famoso lago Bled fue nuestro primer destino. Disfrutamos de la orilla, las vistas y todos los turistas hicimos fotos “chulísimas”.

Para encontrar más paz y tranquilidad decidimos ir a la garganta de Vitgar. Pasear a lo largo de sus caminos y puentes de madera es realmente relajante. El agua es tan clara que puedes ver fácilmente los peces. Se sentía tan bien estar rodeado de naturaleza. Ese sentimiento, eso es lo que para nosotros son unas vacaciones de camping. Estar cerca de la naturaleza y crear nuevos recuerdos. Radovljica fue nuestro próximo destino. Una ciudad tan encantadora con museos y restaurantes. Visitamos Gostilna Lectar. Un restaurante con un plus; Todavía hacen las galletas de jengibre tradicionales y las decoran a mano. ¡Uno de los sabores más típicos de la cultura eslovena! Después del almuerzo, regresamos al campamento donde disfrutamos de la tranquilidad de la tarde. Cocinamos al aire libre y disfrutamos de un hermoso atardecer veraniego.

No se puede visitar Eslovenia y omitir Liubliana, una de las capitales más encantadoras de Europa, ni su famoso "Puente del Dragón". Caminamos a través del Mercado Central. Desafortunadamente para nosotros, muchos puestos estaban vacíos, así que no pudimos coprobar su ambiente. Caminamos por el centro de la ciudad, pero nos atrajeron los tesoros naturales de Eslovenia, así que cogimos el coche y nos dirigimos a Bohinj. Magníficas vistas, agua fría y cristalina ... absolutamente hermosa.

Nuestra estancia en Eslovenia, hogar de nuestra caravana, llegó a su fin, ya que recogimos todo rumbo a Austria. Próxima parada: camping Hubebauer. Dejar la caravana en el camping y llevar tu propio coche de una ciudad a otra, nos dio una sensación de libertad espectacular. Diferente a lo que estamos acostumbrados cuando viajamos con una autocaravana. Salzburgo, ciudad natal de Mozart, fue la siguiente en nuestra lista.

Tantas cosas para ver, para experimentar, simplemente no tuvimos tiempo suficiente. Era hora de empezar a pensar en irse a casa. Decidimos irnos al día siguiente y conducir bien hacia Alemania para poder estar en casa antes del intenso tráfico del fin de semana. Llegamos al camping Heidewald. Nuevamente se nos permitió encontrar nuestro propio lugar (algo que experimentamos mucho en este viaje, pero que realmente no esperábamos. ¿Por qué no? Realmente no lo sabemos. Pero nos dio una sensación de libertad para poder hacerlo). El camping parecía muy limpio y bien mantenido. Es cierto lo que dicen, en un camping haces nuevos amigos todos los días.

Sassenberg y la ciudad de Warendorf se encontraban cerca, así que disfrutamos un poco de tiempo allí. Pero la paz y la tranquilidad del camping tenían nuestra preferencia. Pasamos nuestra última noche de vacaciones bajo el toldo de nuestra caravana, reviviendo los maravillosos momentos de las últimas dos semanas.

Nuestra aventura en caravanaa llegó a su fin. Hemos disfrutado mucho de estas vacaciones. Tuvimos muchas experiencias nuevas, hicimos cosas divertidas, tuvimos momentos de amor, hicimos nuevos amigos y volvimos a estar en contacto con la naturaleza. Para nosotros viajar con una caravana es absolutamente… ¡TOP! Ya estamos pensando en nuestro próximo viaje.

Mark en Gerdineke Nijkamp


Todos los blogs